Danzad,danzad,malditos

Pel-Danzaddanzadmalditos-

Danzad, danzad, malditos

Danzad, danzad malditos (1969) es una película de Sydney Pollack, protagonizada por Jane Fonda y Michael Sarrazin, que trata la historia de gente desesperada en plena depresión económica tras el crack bursátil de 1929. En ella, numerosas parejas se someten a la sociedad del espectáculo siendo payasos de feria con tal de conseguir algo de dinero para sobrevivir. La película está inspirada en la novela de Horace McCoy ¿Acaso no matan a los caballos?, de la que se extraen incluso diálogos enteros, y la mítica frase que da nombre a la película (título original).

La película se encuentra en el género del drama, aunque resulta un tanto chocante que, al contextualizarse en la sociedad del espectáculo, jamás hay una música extradiegética que remita al propio drama sino que todo es música y contexto de circo, y ridiculización de los personajes, que es de lo que trata la película en sí.

En la presente práctica realizaremos una exhaustiva comparación y paralelismo entre Danzad, danzad malditos, y el libro en el que se basa así como la bipolaridad entre la mediocridad de los participantes en el concurso de baile, y la falta de valores del público, que derivan en acciones como la del final en el que Robert responde ingenuamente “¿Acaso no disparan a los caballos?

La primera diferencia entre la novela y la película, es la forma en la que se conocen los dos protagonistas. En el escrito de McCoy, Robert y Gloria se conocen un día por casualidad en los Studios de Hollywood y pasan una agradable tarde en un parque donde se acaban conociendo. Es en ese lugar donde Gloria incita a Robert para presentarse a un concurso de Maratón de Baile. Sin embargo, en la película Pollack ya nos sitúa en el muelle donde se disputa la competición. No solo eso sino que Gloria parece que se va a presentar al concurso con una pareja que esta enferma y el propio presentador y promotor del concurso junta a Gloria y a Robert sin ni siquiera conocerse para competir en ese maratón. Por tanto, la historia en el film se presenta in media res, justo cuando empieza dicha competición. Una de las similitudes que tiene la novela con el film es la intercalación de Flashforwards entre suceso y suceso en la pista de baile, donde se ve a Robert que va siendo condenado.

La trama en la novela y la película sigue el mismo transcurso con la narración del concurso, las dos tienen unas elipsis temporales de varias horas o incluso días.  El narrador en el libro es el propio Robert, mientras que en el film es la cámara que actúa como narrador omnisciente de la historia.

Para darle más emoción y espectáculo la organización del maratón de baile deciden organizar una carrera de 15 minutos cada noche donde los hombres tienen que realizar la marcha atlética y las mujeres andar o correr. McCoy escribe que cada noche se eliminará la última pareja, en cambio Pollack decide que serán las tres últimas parejas las que quedarán eliminadas. Así pues Pollack solo muestra dos o tres carreras mientras que McCoy narra varias competiciones de marcha atlética.

Otra de las diferencias en la historia es que en la novela Gloria y Robert compiten juntos todo el tiempo y en el film, donde Pollack que decide emplear la libertad cinematográfica, se sufre un vaivén de tensiones entre la pareja de Robert y Gloria y la pareja numero 65, Alice y su pareja de baile. Además Pollack le da más importancia a ese personaje de Alice y le resta importancia al personaje de Mrs. Laydon.

21

Después de varios días de competición y de observar como las condiciones de los participantes son cada vez más precarias, duras e inhumanas, se observa también la depresión que sufre Gloria. Ese aumento del cansancio que van experimentando los participantes, se ve acrecentado en Gloria por el aumento de una amargura y depresión. Otra de las grandes diferencias entre la novela y el film es el final de la narración, donde en la novela el maratón acaba con doble asesinato donde muere Mrs. Layden, y luego Robert ayuda a Gloria a quitarse la vida. En el film al parecer Pollack quiso darle más crítica social y a pesar de que se produjera la muerte del marinero por exhaustación seguir con la competición, no solo eso, sino que cuando Gloria muere, y se llevan a Robert, Rocky sigue la competición como si no pasara nada. La última diferencia remarcable es como McCoy cierra la novela con la narración de la muerte de Nellie, el caballo, a manos del abuelo de Robert y como Pollack decide empezar el film con esa narración final de la novela. Además McCoy a pesar de que en el conjunto de la historia llega a ser incluso más duro con los ejemplos y sucesos que transcurren en la competición, como el ejemplo de la asociación de Madres, parece humanizar el contexto al decidir clausurar el maratón de baile. Pollack decidió tomar ejemplo de la dura crítica social y a pesar de obviar sucesos que pasan en la novela, decide no clausurar la competición dándole aún más critica social.

En la película Danzad, danzad malditos se trata el tema de mayor preocupación en los años posteriores a 1929: la desesperación económica. Representando precisamente esta desesperación, Syney Pollack establece dos realidades, la del propio concurso y todo lo que realizan los desesperados por conseguir sobrevivir, incluso hasta el borde de la muerte, que es la que se muestra, y la realidad exterior que se omite en todo momento, a excepción de los flashback y flashforward de Robert. Esta doble realidad marea al espectador a la par que los personajes hasta que no aguanta más, hasta el punto de distorsionar el mundo de los personajes.

Danzad, danzad, malditos Sydney Pollack (14)

Esta distorsión se crea a partir de los elementos como montaje, puesta en escena, música y, lo más importante, la actuación de los actores. Hasta el último momento podemos contemplar esa historia, intentando dilucidar el destino de los protagonistas, si Gloria se vuelve loca o si Robert ha actuado correctamente. La revelación del final resulta chocante tanto para los protagonistas como para los espectadores.

Esa película tiene un final cerrado, en lo que se refiere a los protagonistas, por lo cual todas las hipótesis, que podíamos haber construido durante la proyección, desaparecen y nos quedamos con la única, la de director: acabamos de ver un mundo desesperado que experimenta el miedo y el sufrimiento que sienten los protagonistas los cuales no son más que peones en una gran partida sin victoria alguna, como es contra el capitalismo, y la pregunta que nos hacemos es ¿volverá a pasar alguna vez algo así?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s