Octavio Paz, “Elegía interrumpida”

Octavio Paz, Elegía interrumpida  [1948]

Octavio Paz fue un escritor mexicano nacido en Ciudad de México en 1914. Junto con Pablo Neruda y César Vallejo, Octavio Paz conforma la tríada de grandes poetas que, tras el declive del modernismo, lideraron la renovación de la lírica hispanoamericana del siglo XX. Los intereses literarios de Octavio Paz se manifestaron de manera muy precoz, y publicó sus primeros trabajos en diversas revistas literarias. Estudió en las facultades de Leyes y Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1936 Octavio Paz se trasladó a España para combatir en el bando republicano en la guerra civil. Al regresar a México fue uno de los fundadores de Taller (1938) y El Hijo Pródigo. En 1955 fundó el grupo poético Poesía en Voz Alta, y posteriormente inició una colaboración en la Revista Mexicana de Literatura y en El Corno Emplumado. En las publicaciones de esta época defendió las posiciones experimentales del arte contemporáneo.

A grandes rasgos cabe distinguir tres grandes fases en su obra: en la primera, el autor pretendía penetrar, a través de la palabra, en un ámbito de energías esenciales que lo llevó a cierta impersonalidad, pues esa fue su etapa de neomodernista; en la segunda entroncó con la tradición surrealista, antes de encontrar un nuevo impulso en el contacto con lo oriental; en la última etapa de su trayectoria lírica, el poeta dio prioridad a la alianza entre erotismo y conocimiento. Experimentación e inconformismo pueden ser dos de las palabras que mejor definen su labor poética. El mismo Paz reconoció que en su formación “fundamentales fueron los surrealistas, con quienes hice amistad en el año 46 o 47, que en esa época estaban más cerca de los libertarios”.

Elegía interrumpida es un poema escrito por el autor en año 1948 e incluido en su libro de poesía Libertad bajo palabra (1960) y se ubica en la sección titulada Puerta condenada.

Según la definición académica, la elegía es un subgénero de la poesía lírica que designa por lo general a todo poema de lamento. La actitud elegíaca consiste en lamentar cualquier cosa que se pierde: la ilusión, la vida, el tiempo, un ser querido, un sentimiento, etc. El tema funerario ha dominado este genero por lo que comúnmente se entiende por elegía el llanto poético por la muerte de un ser querido o personaje de gran importancia pública. De acuerdo con esa tradición lírica, Elegía interrumpida tiene por tema principal la muerte y está escrita en forma de verso blanco, aunque no libre, puesto que son versos rítmicos, mayoritariamente endecasílabos.

En el cuarto verso se encuentra una imágen muy destacable que es la figura de Jesucristo. “Su silencio es espejo de mi vida, / en mi vida su muerte se prolonga: / soy el error final de sus errores” lo cual es una referencia directa a la Biblia: el autor dice que él vive gracias a que Jesucristo murió por todos nosotros, dice que su vida es un error el que es la consecuencia del sacrificio del hijo de Dios y ese sacrificio, a su vez,  también fue un error, porque tal vez la humanidad no se merecía este sacrificio.

En los siguientes versos vemos los efectos producidos por estos ataques: “el yo, su guiño abstracto, compartido / siempre por otro (el mismo) yo, las iras, / el deseo y sus máscaras, la víbora / enterrada, las lentas erosiones, / la espera, el miedo, el acto  /y su reverso: en mí se obstinan, / piden comer el pan, la fruta, el cuerpo, / beber el agua que les fue negada” donde el “yo” de autor se hunde en él mismo, en sentimientos como la ira, el miedo que se refuerza por la espera (probablemente de su propia muerte). “La víbora enterrada” y “las lentas erosiones” aquí simbolizan la muerte, ya que aluden a procesos de descomposición. En la primera figurapodría darse un eco del viejo “tópico retórico” de ‘la serpiente se oculta entre la hierba’ (verso de Virgilio en las Bucólicas, III, 93), que alude a que en medio de las situaciones placenteras se esconde el germen de la destrucción. Y “las lentas erosiones” quizá se puedan poner en relación, al menos indirecta, con los “hoyos” que “escarba la memoria”. Este verso también puede tratarse desde el punto de vista de que Octavio Paz empieza a hablar dirigiendose a la persona abstracta, en nombre de alguien que está esperando su muerte, pues describe los sentimientos y pensamientos que en su opinión estarian presentes en esa persona, pero que no obligatoriamente tienen que ser los del propio autor. Pues ese “alguien”en un momento dado está asustado, pero luego el miedo a la muerte se cambia por el deseo de vivir. El “yo lírico” aquí deja de identificarse con el “autor implícito” para hacerlo con la conciencia de cualquier posible sujeto (que incluso podría ser el “lector implícito”, a la vista del “tú”de la estrofa sexta, aunque en este caso podría estar dirigiéndose a la propia muerte). A continuación, en la sexta estrofa el deseo efímero de vida se cambia por lo contrario: “Pero no hay agua ya, todo está seco, / no sabe el pan, la fruta amarga, / amor domesticado, masticado”; nos dice que ya nada le alegra como antes: la comida no sabe igual, el amor ya parece soso y aburrido. Hay que destacar la figura literaria de  “mono onanista y perra amaestrada / en jaulas de barrotes invisibles” ya que refuerza esa sensación de desagrado que le da la vida al autor, pues llama a los hombres en general “monos onanistas” y a las mujeres “perras amaestradas” lo cual tiene un matiz despectivo. Y todos ellos están encerrados en jaulas que ellos mismos construyeron, porque los “barrotes invisibles” aquí pueden significar todos los límites que el ser humano se impone a sí mismo sea moral o fisicamente. En estos versos Octavio Paz no habla de si mismo, sino que se dirige a todos nosotros con un tono un poco admonitorio: “lo que devoras te devora, / tu víctima también es tu verdugo”, diciendo que nos consumimos en nuestros propios deseos, lo cual es peligroso, y que cada acción que hagamos tendrá sus consecuencias.

Una de las obsesiones más frecuentes en poemas de Octavio Paz es el deseo de huir del tiempo, lo que lo llevó a la creación de una poesía espacial.Esos poemas fueron bautizados por el propio autor con el nombre de topoemas (de topos ‘lugar’ + poema). La poesía espacial esuna poesía opuesta a la típica poesía temporal y discursiva. Se trata de una poesía intelectual y minoritaria, casi metafísica, en la que además de signos lingüísticos se incluyen signos visuales. En lostopoemas se le da importancia al poder sugerente y expresivo de las imágenes plásticas. Así, en los siguentes versos encontramos esta reflexión sobre el tiempo: “Montón de días muertos, / arrugadosperiódicos, y noches descorchadas / y en el amanecer de párpados hinchados”. El tiempo malgastado, el tiempo que no se puede devolver es el signo de la vida que se gasta en vano. En estos últimos versos podemos ver cómo Octavio Paz nos lleva a través de las reflexiones sobre la muerte hacia los pensamientos de la vida que precede a muerte; al final de Elegía interumpida  el autor nos lleva a las conclusiones sobre la idea que planteó ya en primer verso: “De una puerta a morir hay poco espacio / y apenas queda tiempo de sentarse”, que es una de las cuestiones que más preocupan a una persona. Así mismo, en la sexta estrofa el autor sigue sugeriendo en voz admonitoria que ese tiempo que tenemos para vivir, tiene que aprovecharse, porque si no, corremos el riesgo de sentirnos con “el nudo corredizo, la corbata” en el cuello, cuando “ya apagan las luces en la calle” y nosotros todavía no hemos vivido, “y más muertos que vivos entramos en la cama”, porque uno no se siente conforme consigo mismo cuando está malgastando su vida.

La septima y última estrofa consiste sólo en dos versos y tiene una connotación esotérica que también es muy presente en poemas de Octavio Paz: “Es un desierto circular el mundo, / el cielo está cerrado y el infierno vacío”. Aquí está presente una referencia a las creencias religiosas, la cual puede tratarse desde varios puntos de vista. El primero podría ser que el mundo en el que vivimos es el Purgatorio, donde tenemos que “limpiarnos” de nuestros pecados para poder entrar en el cielo, pero el autor dice que nuestro mundo es circular, es decir, que no ve la salida de este Purgatorio, que estamos condenados a pasar eternidad aquí, ya que el cielo está cerrado para nosotros, porque no nos merecemos entrar allí, y el infierno está vacio, porque todos ya estamos aquí, intentando “limpiarnos”. Otro punto de vista religioso podría estar basado en la teoría de que nuestro mundo es un infierno, pero que no somos concientes de ello, así mismo, el infierno en el que creemos está vacío, porque técnicamente no existe; el infierno es nuestro mundo en el que nacemos solos y morimos solos, y en el que todo es cíclico y se repite.

Elegía interrumpida es un poema muy melancólico, que trata a la vez de temas tan importantes como la vida y la muerte. En las primeras tres estrofas Octavio Paz nos cuenta, por lo visto, las muertes que le afectaron a él, de sus familiares, y nos describe ese proceso en el caso particular de cada uno de ellos: padre, madre e (hipotéticamente) abuelo. En las dos estrofas siguientes, el autor reflexiona sobre la muerte misma, describe los sentimientos que ésta provoca en él, pero al mismo tiempo pasa a proyectar esa reflexión de su persona a la del lector para que se identifique con ella, porque estos temas son comunes en todos los seres humanos. Octavio Paz, con mucha precisión, describe qué es lo que puede sentir una persona al pensar en la muerte y de las palabras de los últimos versos tenemos que sacar la conclusión de que hay una vida antes de la muerte y hay que aprovechar el tiempo de esa vida para poder sentirse bien, como una persona digna y no como un muerto viviente; y nunca hay que olvidar que el tiempo que tenemos entre nacimiento y muerte pasa muy rápido y la vida de cada ser humano no es eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s